Cuando el dinero sale por la puerta, el amor salta por la ventana.

Este dicho popular refleja una realidad a medias.

Por un lado, es cierto que hay un porcentaje que, en España, por lo menos se estima en un 14% de parejas que rompen su relación cuando llegan los problemas debido a la escasez de dinero. ¿El amor no era lo suficientemente sólido o hay algo más detrás de esta situación?

Lo cierto es que nos hemos vuelto egoístas, es un hecho que, al parecer, está implícito en nuestra sociedad de consumo.

Pero, hay un problema subyacente en esto.

Muchas parejas que, seguramente se equivocaron en su elección. Se mantienen unidas gracias a la falta de intimidad que proporcionan las escapadas, los viajes, las salidas con los amigos o con pequeñas o grandes compensaciones de placer pasajero: los regalos o auto-regalos.

Cuando eso se acaba, debido a las dificultades financieras se dan cuenta de que no son capaces de pasar una tarde y menos aún varios días a solas con la otra persona.

Por otro lado, la insatisfacción que les crea hace que, automáticamente, mediante el mecanismo que tenemos los seres humanos de “echar pelotas fuera”. Tendemos a culpar a la otra persona de esos acontecimientos.

Lo curioso que es también se da el hecho contrario. Muchas parejas continúan juntas a pesar de no soportarse, justamente porque no tienen el suficiente dinero para afrontar un divorcio y sobrevivir cada uno por su lado.

Como vemos, el dinero, es uno de los puntos de conflicto en las parejas. Algo que no debería pasar.

Cuando elegimos a una persona como compañero/a de vida, deberíamos saber que no va a ser un camino de rosas, que los problemas surgirán. A veces, debido al choque de dos personalidades diametralmente opuestas, a veces problemas cotidianos o imprevistos que surgen en las vidas de todos/as.

Pero, muchas veces, no tenemos en cuenta que esas cosas van a pasar. Y eso ocurre porque nos hemos quedado en los cuentos de hadas, en los que todo acababa con el “fueron felices y comieron perdices”.

Y, claro, los príncipes y las princesas nunca se quedan sin dinero…

Así las cosas, resulta que las personas de menos de 35 años que suelen haberse acogido a la “moda”. Lo tuyo es tuyo y lo mío es mío y cada uno maneja lo suyo y comparten los gastos comunes. Estos son los que menos se lo piensan a la hora de partir peras y marcharse cada uno por su lado.

Sin embargo, las mayores de esa edad, en cuya mentalidad estaba “lo que es tuyo o mío, ahora es nuestro”, se encuentran en un callejón sin salida a la hora de tomar la decisión de separase ya que les unen demasiadas “deudas conjuntas”.

Que triste es que, el dinero sea o la causa de la separación o la causa de unión entre dos personas.

El amor debería, justamente para unirles en la lucha diaria y pelear juntos para resolver el problema.

Aprender a amar, es también aprender a que hay que aprender a sobrevivir en las carencias. Que echar la culpa a la otra persona no resolverá el problema y que, sobre todo, si salís huyendo de una pareja por ese motivo, no tardaréis a encontraros inmersos/as en otra situación parecida porque no habéis llegado a madurar en el desarrollo de vuestras habilidades y capacidades para convivir en pareja.

Cuando os miráis tiernamente a los ojos con ese maravilloso polvo de estrellas que os endulza la mirada en ese primer tiempo de relación, preguntaos:

¿qué pasaría si un día llegara en que uno de los dos o los dos perdierais el trabajo?

¿si no pudierais hacer planes para la próxima escapa romántica?

o ¿cómo pensáis gestionar vuestras finanzas?

¿Seréis egoístas y dejaréis a la otra persona “tirada” o le tenderéis la mano para salir juntos del pozo?

Sed sinceros/as con vosotros/as mismo/as. Y, si la respuesta no está muy clara en vuestra cabeza, sacudiros el polvo de estrellas de los ojos porque es bastante probable que no estéis maduros/as para emprender esa aventura de ser pareja.

 

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias y ofertas! 😎

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Comparte esta entrada en tu redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Llévate el libro "Iniciación a la Magia y algunos Rituales sencillos"

  • Empieza por saber que es la Magia
  • Reúne los Materiales
  • Practica con algunos Rituales sencillos
libro iniciación a la magia y rituales sencillos cechila

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Rosalía Colomo Prados.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba

¿Tienes que irte ya?

Lástima… Pero, no te vayas con las manos vacías. ¡Tenemos un Regalo para tí!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad