La Spirulina es un alga, pero, a diferencia, de las algas corrientes está formada por una sola célula del género de la cianobacterias. Una cianobacteria es una bacteria capaz de realizar la fotosíntesis, esto es, generar oxígeno gracias a la luz. Es decir, que estamos en un punto intermedio entre una bacteria y una planta.

A partir de la Spirulinas, se compone un alimento que se llama Espirulina y que no es sino miles de esas micro algas aptas para poderlo consumir.

Por sus poderes nutritivos y beneficiosos para la salud lo incluimos en el grupo de los súper alimentos e incluso se considera por muchos expertos como uno de los alimentos imprescindibles en el futuro.

De dónde procede la Espirulina

Crecen de forma natural en lagos tropicales y subtropicales en África, Asia y América Central y del Sur, aunque hay dos especies la A y la B, que son más abundantes en unas zonas que en otras.

Actualmente se cultiva en estanques de canales abiertos, con ruedas de paletas que agitan el agua para una mejor oxigenación.

Como su nombre indica (ciano = cian, color azul) es de color azul. Aunque es un color azul verdoso debido a que estas algas gracias a la fotosíntesis producen clorofila, por eso en las cápsulas se ven verdes.

Una característica curiosa es que son autótrofos, es decir, capaces de crear su propio alimento y no necesitan de abonos ni consumir otros animales para subsistir. Les basta con un PH alcalino de 8,5 o más, una temperatura calentita, alrededor de 30° y con carbonatos en el agua para nutrirse.

Historia de la Espirulina

No se sabe desde cuando el Ser Humano ha utilizado la Espirulina como alimento, pero sí se sabe que cuando Hernán Cortés llegó a tierras Aztecas en 1520, descubrieron que la cultivaban en el lago Texcoco y que, uno de sus soldados describió que con ella hacían unas tortas a las que llamaban tecuitlatl. En 1960, unos investigadores, confirmaron la veracidad de la existencia de esta alga, en dicho lago en grandes cantidades.

No hay más referencias de su uso alimentario hasta que en 1940, un psicólogo belga Pierre Dangeard, mencionó una torta llamada dihe que era consumida en su dieta por la tribu Kanembu. Esta tribu cosechaba en el lago Chad en el país del mimo nombre, en África.

Dangeard estudió las muestras de dihe y descubrió que era un puré seco hecho con las algas verdiazules del lago. El dihe se usa para hacer sopa, caldo para añadir a las comidas y se vende también en los mercados.

Mucho más tarde, entre 1964 y 1965, esto atrajo la atención del botánico Jean Leonard confirmó que el dihe está compuesto de Espirulina y dio lugar a una serie de estudios científicos durante toda la década de los 70, hasta que se decidió iniciar su producción a gran escala, para proporcionar una fuente de ingresos a las poblaciones más pobres. En 2007, dio comienzo la comercialización y la exportación a todo el Mundo de la Espirulina en la forma en la que la conocemos hoy, en polvo desecado o en cápsulas.

Propiedades nutritivas de la Espirulina

Los suplementos a base de Espirulina contienen aproximadamente:

Proteínas: 57% del peso seco.

Glúcidos: entre un 8 y un 14%, principalmente en forma de polisacáridos.

Lípidos: aproximadamente 6% (esto varía según el cultivo).

Proporciona unas 290Kilocarias cada 100 gr. En su forma de polvo seco.

Además, contiene:

vitaminas B (tiamina, riboflavina y niacina). Aunque suele presentarse también como que contiene vitamina B12, no es así, lo que contiene es una variante que no tiene la misma acción sobre el organismo que la B12 que necesitamos.

hierro

manganeso

– Zinc

La Espirulina en la alimentación

En la actualidad, se está incrementando un bajo porcentaje de Espirulina en la composición de los piensos para animales de granja y piscifactorías.

Poco a poco se va introduciendo también en escasas proporciones en los alimentos humanos, sobre todo en los aptos para veganos, como fuente de proteínas.

En La NASA, es uno de los cultivos que se proponen realizar en los proyectos espaciales como la terrificación de Marte, como un alimento del futuro para las colonias espaciales.

En la actualidad, la forma más habitual de consumir la Espirulina es en polvo seco o en cápsulas o en productos complementarios alimenticios a los que se la han añadido.

Efectos beneficiosos para la salud de la Espirulina

Los más importantes de los que se han venido estudiando son:

– eficaz contra la obesidad.

– previene y combate la artritis.

– previene y combate las úlceras intestinales.

– reduce y previene la hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.

– es bastante eficaz para prevenir la diabetes.

– es muy eficaz contra las infecciones virales.

– combate la anemia.

Por todas estas razones, podemos considerar a la Espirulina como un Súper Alimento y, quizás, realmente, uno de los alimentos del futuro para la Humanidad.

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias y ofertas! ????

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad