Porque las mujeres caen en relaciones con hombres casados

Una de las cosas que me ha llamado la atención desde siempre es porque las mujeres se empeñan en liarse con hombres casados.

En serio, a lo largo de cuarenta años ayudando a mujeres, hay dos temas recurrentes: las que se han liado con hombres casados y las que aguantan relaciones tóxicas. En este caso, trataremos el primero.

El porcentaje de mujeres que tienen o han tenido una relación con un hombre casado supera el 50%. Increíble, pero verdad.

Estas mujeres acuden a mí desesperadas y decepcionadas por estar en esta situación y diciendo que no la soportan más.

Lógicamente, lo que ocurre es que tras varios años de relación clandestina y conformándose con el tiempo libre que le queda al amante en cuestión, ya no les basta y pretenden que el hombre abandone a su familia para irse con ellas. Pero, estadísticamente, la mayoría de las veces, eso no suele pasar.

¿Qué lleva a una mujer a mantener una relación con un hombre casado?

Pues esa es la pregunta que me hacía yo. Después de analizar cientos de casos, he llegado a las siguientes conclusiones:

  1. Un bajo porcentaje de esas mujeres no supieron que el hombre estaba casado hasta que no tuvo sospechas y lo averiguó. La mayoría de ellas rompieron la relación en ese momento. Pero no todas, luego veremos porqué.
  2. Un alto porcentaje sabían que el hombre estaba casado, pero no pensaba, al comienzo, más que en tener una aventura.
  3. Otro bajo porcentaje, son también mujeres casadas que buscan un poco de ilusión fuera de su matrimonio. En este caso, están en igualdad de condiciones.
  4. Un altísimo porcentaje, sabían que el hombre estaba casado, pero pensaban que él iba a dejar a su mujer.

Por supuesto, esas son las respuestas que dan ellas cuando les preguntas como se han metido en esa situación.

Lo que yo he observado en esas mujeres son principalmente dos motivos ocultos:

  1. Baja autoestima
  2. Competitividad

El primer grupo lo conforman mujeres que, casi nunca son conscientes, tienen una autoestima muy baja, les resulta muy difícil atraer la atención de hombres candidatos a convertirse en su pareja y son “presas fáciles” para los hombres casados que saben muy bien regalarles los oídos con lo que quieren oír.

El segundo grupo lo conforman dos clases de mujeres muy distintas:

  1. Las que funcionan como “salvadoras”, creen el hombre es lo que éste les ha dicho, un pobre hombre que no recibe suficiente amor de su mujer, es un incomprendido y ellas van a “salvarle” de su situación y darles todo el amor que no recibe de su mujer.
  2. Las que piensan que son mejores que la esposa y que, cuando el hombre se enamore de ellas, no tendrán ningún problema en “quitarle” el hombre a su mujer.

Como ves el tema es complejo, pero el resultado es siempre el mismo. No importa cuales sean los motivos iniciales, el desenlace es el mismo: frustración, decepción, desesperación, tristeza, depresión. Incluso, cuando el hombre casado, por el motivo que sea (presión, haber sido pillado por la esposa, etc.) da el paso de poner fin a su relación “oficial”, la mayoría de las veces, no establece una relación duradera con la amante y un alto porcentaje, termina volviendo con su ex.

Hay un tercer grupo de mujeres, aunque es mucho menor, que buscan la relación con un hombre casado porque tienen una atracción irreprimible por lo prohibido y les atrae el riesgo de la aventura y les excita el saber que “pueden ser pillados”. En general, este tipo de mujeres, no sufren en esa situación ya que tampoco se implican sentimentalmente en la relación. Éstas, simplemente, lo que tienen es miedo al compromiso y para ellas es una forma excelente de tener compañía sin tener que comprometerse y obteniendo placer.

Así que, si no eres de este último tipo, piensa dos veces antes de meterte en una relación con un hombre casado. La mayoría de las veces, tras un corto periodo de ilusión, vas a sufrir y mucho.

La mejor manera de no meterte en ese lío, es conocerte y valorarte a ti misma. Si te valoras y tienes una fuerte autoestima te darás cuenta enseguida de que te mereces más.

 

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias y ofertas! ????

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Llévate el libro "Piensa primero y come después"

  • Piensa antes de atacar la nevera por ansiedad
  • Piensa para que tu nutrición sea saludable
  • Come con garantías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Rosalía.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad