Una persona maternal se pone en tu camino. Te protegerá y te ayudará. Pero, vigila también que no te sobreproteja. Si tienes proyectos en mente, están bastante maduros o puede que ya hayan comenzado. Se prudente, pero no en exceso. No te arriesgues si no es necesario, pero no lo sobreprotejas como una madre. Con esas premisas lo que comienza dará su fruto.

Comparte esta entrada en tu redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Ir arriba

¿Tienes que irte ya?

Lástima… Pero, no te vayas con las manos vacías. ¡Tenemos un Regalo para tí!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad