Los acontecimientos se mueven y tus sentimientos también. Las emociones están a flor de piel, pero no debes evitarlas. Es bueno sentir y es bueno analizar esos sentimientos y emociones con calma. No te precipites, no sufras, pero llora si tienes que llorar. Dejar fluir las emociones te prurificará y preparará para afrontar mejor las situaciones

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad